Normas para el Control de la Recuperación de Materiales Peligrosos y el Manejo de los Desechos Peligrosos

Instrumento Legal:
Decreto Nš 2.635/22 de Julio de 1998,Gaceta Oficial Nš 5.245 Extra/ 3 de Agosto de 1998.
Propósito de las normas:Se reforma el reglamento anterior (Decreto 2.289) por considerar necesario establecer mecanismos que orienten la gestión de la generación, manejo y depósito o tratamiento de desechos peligrosos hacia la reducción de la generación, el fomento del reciclaje, rehúso y aprovechamiento bajo la forma de materiales peligrosos recuperables y el tratamiento y disposición final, cumpliendo con las medidas de seguridad para que no constituyan una amenaza a la salud humana ni al ambiente.

Aspectos Fundamentales de la Reforma:
Objeto del Decreto:El propósito y objeto del nuevo Decreto es el de regular la recuperación de materiales peligrosos y el manejo de desechos, cuando ambos presenten características, composición o condiciones peligrosas y por ende constituyan una fuente de riesgo para la salud y el ambiente. El Decreto regula dos aspectos: Materiales recuperables y desechos, siempre que presenten la característica de peligrosidad.

Ambito de Aplicación:El Decreto es aplicable a toda persona, natural o jurídica, pública o privada, que genere, maneje o transporte y trate materiales peligrosos recuperables o desechos peligrosos que no sean radiactivos (éstos están regulados por decreto Nš 2.210).
Características de Peligrosidad:Las características de peligrosidad están especificadas en el decreto, y son: explosivos, inflamables, corrosivos, tóxicos (venenos), sustancias infecciosas, ecotóxicos y oxidantes. Ahora bien, la peligrosidad de un material es dada también por la fuente generadora de donde provenga, en otras palabras, actividades susceptibles de degradar el ambiente.

Materias Específicas:Además de existir unas listas de anexos en donde se encuentran descritas todas las sustancias consideradas peligrosas, las actividades de potenciales generadores de materiales recuperables y desechos peligrosos y los reactivos y sustancias incompatibles; existen, en el Decreto, capítulos específicos para las materias de actividades de exploración y producción de petróleo, exploración y explotación de minerales y desechos peligrosos provenientes de establecimientos de salud.

Tratamiento:Se debe distinguir entre materiales peligrosos recuperables y desechos peligrosos. Una vez hecha esta distinción se puede aplicar el tratamiento adecuado a cada uno. Tratamientos éstos, que están especificados y detallados en el Decreto. De los cuales podemos nombrar la incineración y la disposición en rellenos de seguridad. Cada tipo de tratamiento tiene sus requisitos y sus regulaciones.

Fuente de Riesgo:Cada tipo de desechos y materiales se regulan como una fuente de riesgo para la salud humana y para el ambiente. Dependiendo de las características y propiedades peligrosas de los materiales o desechos, habrán diferente clases de riesgo. El Decreto presenta cinco tipos de riesgo, a los fines de identificar y definir las medidas de seguridad, los planes de contingencias y la contratación de pólizas de seguros contra daños a terceros y al ambiente.

Comercio de Desechos y Materiales Peligrosos:El comercio de este tipo de materiales y desechos está permitido bajo este nuevo Decreto, siempre contando que todos los permisos y autorizaciones requeridos en el proceso de comercialización hayan sido otorgados por las autoridades competentes (Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales , Ministerio de Sanidad y Asistencia Social).
En Gaceta Oficial Nš 36.396, de fecha 16 de febrero de 1998, se publicó la Ley Aprobatoria del Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación. Esta Ley contribuye al comercio, importación y exportación de este tipo de materiales y desechos.

Adecuación:Generadores, transportadores y plantas de tratamiento, depósito y almacenaje de materiales y desechos peligrosos que, para el momento de la puesta en vigencia de este Decreto, no estén en cumplimiento de las disposiciones de éste, tendrán un período de adecuación. Deben presentar ante el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales un plan de adecuación. Al momento de ser aprobado por el organismo encargado, las empresas deben cumplir con los lapsos establecidos.

Sanciones:El Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales , siguiendo las disposiciones de la Ley Orgánica del Ambiente, puede ordenar la aplicación de medidas de seguridad en el momento y el lugar que le parezca sean necesarias, sin perjuicio de la responsabilidad establecida en la Ley Penal del Ambiente.

INFORME COMPLEMENTARIO DISPOSICIONES DE DECRETO 2635 RESPECTO AL TRATAMIENTO DE DESECHOS PETROLEROS

El decreto 2.635, en su capítulo III, dispone expresamente de normas para los Desechos Peligrosos Provenientes de Actividades de Exploración y Producción de Petróleo. Su objetivo es el de establecer las normas para el manejo de los desechos mencionados y las condiciones para su disposición. Lo ideal sería disponer de estos desechos en el sitio de su generación o áreas próximas a éste, por razones de las grandes cantidades que se manejan.

Aplicación de las Normas del Capítulo III:Los desechos considerados en dicho capítulo comprenden los generados en las actividades de exploración y producción de petróleo, incluyendo fluidos y ripios de perforación, lodos aceitosos, arenas de producción y suelos contaminados con hidrocarburos. En caso de que estos materiales puedan ser recuperados, se manejarán de acuerdo a las normas dispuestas en el capítulo de recuperación de materiales del Decreto en cuestión.

1.- Ripios o fluidos en Base Agua:
La disposición de los ripios o fluidos de perforación en base agua se puede hacer de las siguientes formas:a.- Confinamiento en el suelo;
b.- Esparcimiento en suelos;
c.- Disposición final en cuerpos de aguas superficiales;
d.- Inyección en acuíferos no aprovechables, yacimientos petroleros o acuíferos asociados.
Esta lista no es taxativa, es sólo enumerativa. Si existe alguna otra práctica, el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales podrá otorgar autorización para otro método después de haber estudiado la demostración de la factibilidad técnica y ambiental de su aplicación, hecha por parte del interesado.

Para las prácticas de confinamiento en el suelo y esparcimiento en suelos, nombradas anteriormente, existen unas condiciones que se deben cumplir, especificadas en el Decreto.

Los desechos provenientes de los ripios y fluidos de perforación elaborados en base agua, pueden ser dispuestos en cuerpos de aguas marino-costeras y oceánicas, áreas estas que no estén bajo Régimen de Administración Especial, y cumpliendo con las medidas derivadas de la evaluación ambiental correspondiente, siempre y cuando dichos desechos no excedan de 1,0 mg/kg de mercurio o 3,0 mg/kg de cadmio, o presenten aceite libre.

2.- Ripios o Fluidos en Base a Aceites:
La disposición de los ripios o fluidos de perforación elaborados en base a aceites minerales de emulsión inversa o que contengan aceites de motor u otro tipo de hidrocarburos, podrá hacerse siguiendo las siguientes prácticas:

a.- Inyección en acuíferos no aprovechables, yacimientos petroleros o acuíferos asociados;
b.- Biotratamiento;
c.- Esparcimiento en suelos, conforme a las condiciones especificadas en el Decreto;
d.- Incineración.Al igual que los ripios y fluidos en base agua, pueden existir otras prácticas de disposición que el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales podrá autorizar, previa demostración.

3.- Biotratamiento:Existe una práctica de biotratamiento, la cual se puede llevar a cabo siguiendo las condiciones descritas en este capítulo. El desecho o el área de disposición se podrá acondicionar o tratar para alcanzar las condiciones permisibles para el biotratamiento.

4.- Arenas de Producción:Las prácticas enumeradas para la disposición de arenas de producción, suelos contaminados con hidrocarburos y lodos aceitosos provenientes de fondos de tanques de almacenamiento de crudos y separadores crudo-agua, no son taxativas; si existen otras prácticas, el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales podrá otorgar autorización para la realización de éstas. Las siguientes son las enumeradas en el Decreto:a.- Biotratamiento;
b.- Esparcimiento de suelos;
c.- Incineración.>

5.- Almacenamiento y Disposición Final:
Mientras no sean dispuestos, los fluidos y ripios de perforación en base agua o aceite y lodos aceitosos, deberán ser almacenados en fosas o tanques. El tamaño, diseño y construcción de los sitios para el almacenamiento deberán ser adecuados al volumen que contendrán para que no presenten riesgos de derrames o infiltraciones.Las fosas que se utilicen para el almacenamiento durante la perforación de pozos, deberán someterse al proceso de sellado en un lapso no mayor de 1 año después de completada la actividad de perforación, de acuerdo a la evaluación ambiental.Todo tipo de almacenamiento de cualquier clase de desechos generados en actividades de exploración y producción de petróleo deberá realizarse asegurándose que no presentarán ningún tipo de riesgo para la salud humana o el ambiente.El generador de desechos peligrosos provenientes de las actividades de exploración y producción de petróleo deberá presentar un plan de cumplimiento que garantice que las áreas donde serán almacenados y dispuestos los desechos generados están acondicionadas para dicho proceso, en la zona donde fueron generados o en otra cercana que reúna las condiciones necesarias.

6.- Medidas de Monitoreo y Control:
El Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales podrá exigir las siguientes medidas de monitoreo y control en el momento que le parezcan sean necesarias:a.- Perforación de pozos a nivel de acuíferos aprovechables;
b.- Realización de pruebas de toxicidad empleando bioindicadores acuáticos o terrestres;
c.- mediciones de compuestos volátiles en aire;
d.- otras evaluaciones que estime procedentes para casos de almacenamiento y disposición final indicadas en este capítulo.

7.- Manejo:Todos los desechos que hayan estado almacenados para la fecha de la promulgación de este Decreto se manejarán de acuerdo a estas normas y disposiciones.

8.- Transporte:
El transporte de dichos desechos podrá efectuarse bajo la supervisión de una empresa manejadora o del generador del desecho por medio de los siguientes vehículos:a.- vehículos propiedad del generador, acondicionados para transportar estos desechos;
b.- transportistas de materiales inflamables (si lo son);
c.- vehículos de limpieza de lodos de alcantarillado y pozos sépticos.
Estas son, en general, las normas dispuestas en el decreto en cuanto a actividades de exploración y producción de petróleo.



BPMA&W